sábado, marzo 03, 2012

Hoy estoy feliz. Muy feliz. El problema (si existiera algún problema en realidad) es que no sé por que. El origen de esta enorme felicidad lo desconozco. Aunque lo sospecho.
Imagino que viene del mismo lugar de donde proviene esa tristeza terrible y las lágrimas que brotan a veces sin aviso ni dirección (uno no sabe si están por irse o apenas van empezando).
Porque muy al final de esta sonrisa, cuando aprieto los labios y mi lengua los roza, siento el mismo sabor agridulce que me acompaña siempre en la tristeza.

(Eso o soy bipolar, como alguien alguna vez tiernamente me preguntó)

6 comentarios:

Z... dijo...

o todos somos bipolares, Astillas!
un abrazo

Arcángel Mirón dijo...

Insisto: hay luna llena y la luna llena altera todo.

Besos!!

El detective amaestrado dijo...

Yo seguro que lo soy. Mi otro yo también asiente

Valeria dijo...

Pues intenta que se alargue y sea "hoy" cada día...
Me alegro que seas feliz.
Un beso, tocaya

Mari dijo...

Coincido con Arcángel la Luna llena, esa puta que nos enajena, y nos deja en las situaciones más iverosímiles....

Lost in Translation dijo...

que no decaiga!!!!! no hace falta tener motivos para ser feliz, esos son los mejores momentos, estar bien y punto!

felicidades!!!!!!!

Yo soy super bipolar, no me dura nada 5 minutos seguidos.